Archivo

Archive for the ‘Redes sociales’ Category

El mundo conectado – Infografía

17 noviembre, 2011 Deja un comentario

Me encontré con esta interesante infografía que nos hace ver cuan importante se ha vuelto estar conectados. Eso de estar conectados todos, todo el tiempo y en todos lados, puede resultar bastante aterrador si se lo ponen a pensar.

Creo que los dispositivos móviles nos dan una libertad importante de movimientos, pero por otro lado nos quitan una mucho más importante que es disponer de nuestro propio tiempo. Hemos llegado al punto en que los demás, a los que llamamos amigos pero que probablemente nunca hayamos visto personalmente, disponen de nuestro tiempo sin saberlo y sin siquiera proponérselo.

¿Somos esclavos de esta fascinante necesidad de estar conectados?

Anuncios

Se viola la privacidad o se expone voluntariamente nuestra vida…

6 junio, 2011 3 comentarios

Hace unos pocos minutos recibí por Facebook un enlace a un interesante desarrollo de Intel, The Museum o Me. Se trata de una exposición de nuestra actividad en Facebook al mejor estilo galería de arte, en la cual uno asiste como espectador a una muestra de un montón de cosas de uno mismo, que en algún momento fueron publicadas justamente por nosotros mismos.

En ella se exponen nuestras fotografías, nuestras palabras, nuestras relaciones, todo lo que hemos querido voluntariamente mostrar a nuestros seguidores. Nadie esta violando nuestra privacidad, pero que al ser visto de esta manera da un poco de escalofríos, porque todo eso está en línea para que sea visto por otras personas y que a veces uno comienza a dudar sobre si realmente quiere que lo vean.

Pero claro, esto es parte de la revolución de la web social 2.0, que permite compartir con nuestras amistades cibernéticas cuanto querramos, donde querramos y cuando lo querramos gracias a nuestros smartphones que llevamos a todos lados con más asiduidad que cualquier otra cosa que se nos pueda ocurrir.

Nuestro smartphone es nuestra pequeña ventanita al mundo de 3 o 4 pulgadas, pequeña pero suficiente para ver todo lo que se nos antoje, pero también es una ventana por la que nos pueden ver, aunque tiene una ventaja respecto a cualquier otra ventana del mundo real, permite mostrar solo lo que queremos que vean los demás; entonces ¿porque si cerramos las cortinas de nuestras ventanas en casa, para que nadie nos vea, vamos vociferando electrónicamente a los cuatro vientos todo lo que hacemos y donde estamos, mostrando fotos de cuanta cosa se nos cruza por delante?

Evidentemente el mostrarse tiene  un curioso atractivo, el cual parece carecer de sentido cuando lo analizamos, pero es totalmente seductor cuando caemos en sus redes.

Cuidado, no soy un enemigo de Internet ni de las redes sociales, más bien todo lo contrario, pero la verdad es que muchas veces no pensamos lo que hacemos, ni hacemos lo que pensamos.

Entonces, ¿qué hacemos?, ¿nos borramos de todas las redes sociales?, ¿nos convertimos en solitarios en un mundo social?, ¿nos volvemos paranoicos respecto a nuestra actividad en línea?. No creo que esa sea la solución, no creo que eso sea una solución, no creo que haya nada para solucionar, más bien creo que debemos ser conscientes que las reglas de juego de las relaciones humanas han cambiado definitivamente, nos guste o no, y tenemos que comprenderlas y ser conscientes de la magnitud de nuestros actos.

Todo ha cambiado en pocos años, en mi infancia todo esto hubiera sido ciencia ficción, hasta podríamos decir que se lo hubiera podido calificar de bolazo, pero hoy es una realidad absoluta, tan real y pegajosa como el dulce de leche, el cual es muy rico, pero empalaga.

A %d blogueros les gusta esto: