Inicio > actualidad, General > Anque no lo parezca, aún estoy por acá…

Anque no lo parezca, aún estoy por acá…


Solo quería contarles que aún existo, aunque haya desaparecido de la blogósfera, podcastera y demás.

La realidad es que estoy totalmente absorbido por mis actividades personales y laborales. De hecho al llegar a casa lo que menos quiero es prender la computadora para hacer algo, pero aún así muchas veces debo hacerlo… pero para seguir trabajando.

Muchas mañanas me levanto y me voy a trabajar sin ver a mi hija, Anita, que dicho sea de paso, acaba de cumplir un año y un mes, y llego nuevamente a la tarde/noche a mi casa y mi hija algunas veces ya esta durmiendo nuevamente, o sea que se me ha pasado el día sin poder verla.

A mi hijo Luca si lo veo porque lo llevo a la escuela todas las mañanas y por la noche muchas veces tengo que renegar para bañarlo (si Anita no se durmió los baño a los dos) y conseguir que coma la cena.  Esto a veces me toca a mi solo o a veces no, depende del día porque mi esposa, Daniela, a veces llega de trabajar después que yo.

Es tal la situación que este post lo comencé a escribir el 5 de octubre y en este momento es 14 de octubre. ¡Ja, es que no tuve tiempo de terminarlo antes!. Y veremos si lo puedo publicar el 14 de octubre o se me siguen pasando los días.

Aunque creo que si lograré publicarlo porque desde ayer estoy enfermo y por eso me he tenido que quedar en casa, pero como hoy estoy algo mejor me he puesto a leer los emails del trabajo, casi 200 emails desde el viernes. Ya que el viernes debí viajar 300 km a Buenos Aires para una auditoría (que me hicieron a mi, yo no soy auditor!!!) y luego nuevamente 300 km de vuelta y como iba manejando comprenderán que no pude leer mis emails.

El fin de semana decidí que debía descansar un poco y no quise prender la computadora para ver los emails del trabajo, por lo que pasó el sábado, el domingo y el lunes (el lunes fue feriado) sin que viera mis emails laborales.

El martes por la mañana unas horas antes de levantarme me sentía muy mal del estómago. No voy a entrar en detalles desagradables, solo diré que después de llamar a un servicio de emergencias médicas, resulto que tenía gastroenteritis y me recetaron 48 hs. de reposo.

El martes no podía ni ver la luz porque aparte se me partía la cabeza y por supuesto pasé todo el día sin comer nada. Recién hoy miércoles me sentí mejor y, como dije antes, me puse a revisar los emails del trabajo.

Por supuesto que a las tareas laborales se suman las de esposo y padre de dos hijos. Es obvio que llevar adelante una casa con dos niños pequeños no es tarea fácil, pero sumarle a eso casi 11 horas diarias trabajando fuera de casa, tampoco.

En fin, esto es solo para descargarme un poco, para que sepan que no me he muerto ni nada por el estilo y que aún sigo vivo, pareciera que no, pero les aseguro que aún estoy vivo… veremos cuanto aguanto.😉

Categorías:actualidad, General Etiquetas: , ,
  1. Carlos Gijón (@tiempo3000)
    14 octubre, 2009 a las 7:13 pm

    Creo que tenemos la paciencia suficiente para que te acomodes tranquilo. Así que por mi parte no hay problema. Las ausencias, en algunos casos, patentizan la presencia de la persona.
    Que te mejores
    CG

  2. pablot
    14 octubre, 2009 a las 11:10 pm

    ¡Gracias Carlos!

  3. alfonso
    22 octubre, 2009 a las 11:32 pm

    que te mejores che!

    Y el podcast hacelo … CUANDO ESTÉS LISTO!

    Saludos desde San Luis de un chico de JUJUY

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: